Dar es dar

6 09 2013

Y no fijarme en ella y su manera de actuar

En retrospectiva, las bifurcaciones de los caminos siempre se disfrazan de línea recta. Las decisiones más triviales pueden resultar fundamentales bajo la lente del recuerdo. Un día es plano, el que sigue también, y uno después de aquellos dos también lo es. Y en el cuarto día, aunque no estaba en tus planes, cambiaste un poco el rumbo y te topaste con una pendiente que apenas pudiste notar. El cuarto día, salvo por esa insignificante pendiente, también fue plano. Eso crees, al menos. Algunas decisiones fundamentales pueden parecer triviales cuando las tienes de frente.

Y no explicarle a nadie, no hay nada que explicar

Mi vida se ha regido por la dinámica de lo impensable. Donde las fronteras de lo imposible empiezan a desvanecerse, está escrita mi historia y están escritas mis historias. Al igual que Lewis Carroll, pero transportándome desde su etéreo mundo de la imaginación hacia mis extensos dominios del pasado, puedo recordar seis imposibilidades en mi vida antes del desayuno.

Y tu extraño corazón ya no capta como antes las pulsiones del amor

Buscas seguridad, constancia, buscas un camino por el que siempre andar. A veces te cansas de explorar y quieres simplemente pasearte por el mismo lugar. Los límites de lo impensable ya te han atrofiado el juicio y solo quieres descansar. Te alejas. Piensas que tu vida, siempre cambiante, solo necesita una última variación. Y con ímpetu y decisión, te la juegas por la seguridad. Tu primer día es plano y el que sigue también. El tercero imita a los dos primeros y, con toda convicción, deseas que el cuarto imite al tercero. Mas algo en ti te impulsó a desviarte, y caminaste por la pendiente. Y, si apenas lo notaste, lo dejaste pasar.

Lo que recibes es también libertad

Y para el quinto, el sexto y el séptimo día, tenía mejores cosas en qué pensar. No me fijé en el camino sino, simplemente, en caminar. Perdí la cuenta de los días y también la ruta. Pero antes de saberme perdido, me encontré de nuevo entre los límites de lo imposible. Miré hacia atrás y vi, entre infinitos senderos que se bifurcan, una clara línea recta que me había devuelto justo donde empecé, de cara a lo imposible. Y lo imposible, esta feliz ocasión, se manifestó en esa mujer. Cuando pensé que nunca más encontraría una fascinante inteligencia capaz de envolverme, cuando me refugié en la confianza de esa idea y me decidí a caminar en línea recta por senderos planos, aparecieron salientes, pendientes, valles, riscos y acantilados; apareció ella.

Es solamente una manera de andar

Tal vez fue terquedad, tal vez una innata necesidad de vivir en medio de lo inimaginable o tal vez una simple casualidad. Solo sé que la primer pendiente que tomé casi involuntariamente, aquélla imperceptible decisión, le dio media vuelta a mi mundo. Nada de esto estaba en mis planes y, sin embargo, fue una buena decisión; sus consecuencias, más que espectaculares. En su hoja de ruta, y de ello estoy convencido, tampoco estaba yo. Ambos nos desviamos el uno al otro, ambos tenemos ahora nuevos caminos. Senderos separados serán los nuestros, al menos por un tiempo; pero ahora que entiendo cómo funciona la dinámica de lo impensable, de lo único que puedo estar seguro es que la vida misma nos sorprenderá y nos llevará de nuevo a vivir más allá de los límites de nuestra imaginación.

Dar es dar, es encontrar en alguien lo que nunca encontrás. 





¿Qué me está pasando?

30 04 2011

Qué tal si yo al fin admitiera que nunca he sido bueno escribiendo? Y si de paso, revivo el momento en el que me dí cuenta que no tengo lo que falta para ser futbolista? Qué tal si un día me despierto sin ganas de levantarme? Tal vez, una hora más en la cama solucionaría todos mis problemas?

Por qué todas las canciones me hacen sentir mal? Será que ese penalty desperdiciado el miércoles pasado es un reflejo de lo que está pasando en mi vida? Se me está yendo la carrera sin aprovecharla al máximo? Cuánto falta para que logre ser ingeniero industrial? Será que el parcial de multivariable va a estar fácil? Un día de estudio es suficiente? Por qué no me tocó una vida más sencilla?

Qué es esta sensación negra en mi pecho? En dónde quedó la satisfacción del deber cumplido? Por qué me tiré los últimos tres parciales que presenté? Estaban muy difíciles? Qué es esa mueca en mi cara? Una sonrisa fingida? Cuándo murió mi yo soñador? Cuántas horas estuve sentado en frente de la pantalla de Twitter?

Será que la cita con el psicólogo me ayudará para algo? Estoy pensando de más? Por qué son tan pocas las cosas que me motivan? Hasta cuando estaré sudando frío? y estas ganas de llorar? Es ésto lo que algunos llaman depresión? Por qué hay tantas preguntas sin resolver? Qué me está pasando?





Güicán

23 04 2011

13 años y algo sin ir a la tierra de mis papás, mi tierra. La lluvia que acabó con medio país no me dejó subir a la Sierra Nevada del Cocuy, que es más de Güicán que del Cocuy, en fin…

Después del viaje de 11 horas entre Transmilenio, intermunicipal y la D-Max de my dad llegamos a WeCan, muy al norte de Boyacá, más cerca de Venezuela que de Tunja y encontramos a mis abuelos, esperándonos. Se lanzaron a abrazarme a mi y con razón, llevaban más de 10 años sin verme (y yo sin verlos a ellos) y llorando nos dieron la bienvenida. Llovió y no pudimos caminar el sábado. El domingo, después de la misa fuimos a comprar queso (beber), a hablar con el primo Rubén (beber), conseguir las puntillas (beber) y beber (beber).

Es muy jodido poner un piso de madera cuando los 4 encargados están enguayabados, pero lo logramos! En un día hicimos esa remodelación en la casa de Eduviges y Luis, quedó el resto de semana para caminar mucho y conocer la tierra que no me vio nacer, pero casi. La lluvia hizo que el nevado deshielara y no pude conocer la nieve, pero los uruguayos tampoco subieron! Nadie subió.

Todos los días fueron más de lo mismo: mucha comida, la familia, alguna que otra hora para leer a Huxley o hacer lo de Probabilidad, hasta que llegó el sábado, hoy…

Había que empacar, cargar las pesadísimas maletas y desayunar. Mi abuela hizo caldo de costilla con café, queso, pan y mantecada, ya se veía algo triste y mi abuelo también. Ya me habían acostumbrado al beso en la frente de buenas noches, iba a ser muy difícil decirles adios. Para romper la tensión, tomamos un par de fotos y luego, al pie de la camioneta, casi llorando nos despidieron (y yo, casi llorando, estoy escribiendo este párrafo) y me encomendaron las saludes a la gente de acá y una bolsa llena de pan, queso y otras cosas típicas de allá.

Después de aguantarme las lágrimas y de 12 horas de viaje, ya en la casa y después de abrazar a mi mamá (que no fue, por obvias razones), desempacando mi maleta, descubrí una estampita de la Virgen Morenita de Güicán que apareció de la nada. La estampita habrá aparecido sola? Fue una especie de milagro? No sé, prefiero pensar que mi abuela la empacó en mi maleta sin que me diera cuenta (?)





Yo también conozco el San Siro

13 03 2011

¿Es pecado comparar el Malpensa con algún aeropuerto de Latinoamérica? Sí así lo es, espérenme 5 minutos, voy a la iglesia de la esquina a confesarme, así yo no sea creyente…

Acabo de bajarme del avión que viene de Madrid, después de ver a un tal Ricardo yonosequé Leite a quien ya le dolían las nalgas de estar sentado. Ojalá a mi me pagaran por estar sentado haciendo nada. Antes de ello pasé 16 aterradoras horas en otro avión con azafatas colombianas que se habían aprendido de memoria el “Du yu guan tu drink som bebereish”?, que no parecen nada comparadas con las 5 horas tratando de encontrar “ElDorado”.

¡Mañana es el Derby della Madonnina! Yo logré conseguir el dinero suficiente para comprar un plan turístico en decimoséptima clase -es decir, viajando al lado del tren de aterrizaje de un avión modelo 1957- y que me quedara lo suficiente para comprar una boleta en reventa y una camiseta chiviada. Si usted cree que la reventa y las camisetas de fútbol piratas no se encuentran en Europa, por favor salude a su unicornio de mi parte.

Después de dormir en un tal “Marriott Resort” o algo así me levanté emocionado por el partido. Me fui de inmediato al San Siro en un bus que me hizo recordar a mi natal Bogotá, no por la similitud sino por el deseo de que en mi ciudad recién destruida por una bomba nuclear de 700 megatones (ejem, ejem) los buses se parecieran a los que encontré en la bella Italia y entré a la curva sud, en donde me dieron un pedazo de cartulina roja que tenía que levantar cuando mi amado equipo saliera sopra un campo verde, sotto un cielo blu.

Una hora, dos horas, tres horas…creo que llegué muy temprano. El estadio se llenó y las tribunas no olían a marihuana, el tipo detrás de mi no me dijo “Salte hijuep*ta o lo chuzo por lámpara” y todos cantaban la misma canción al unísono. En mi país nunca pasa eso, ¡era mi sueño hecho realidad! Salió el equipo y sonó el “Milan, Milan, solo con te” que me aprendí a los 14 años y yo levanté la cartulina roja, como me había dicho el tipo de la cabeza rapada cuando entré a la tribuna. Con todas esas cartulinas se formaba el primer escudo del Milan, y había una pancarta con un diablo usando una serpiente azul y negra para limpiarse el….y que mas?

Ya se iba a empezar el partido, todos estábamos muy emocionados y aunque yo no conocía a nadie, me sentía uno de ellos, un ultra! El árbitro pitó, pitó de nuevo, volvió a pitar y repitió su “piririrí, piririrí”. Estaba oscuro y yo miré el reloj que marcaba las 5:00 am, tendría que quitarme la pereza, levantarme de la cama y bañarme, porque había que ir a estudiar.

(Más o menos este es mi estilo de escribir, lleno de tildes y mala redacción, espero lo hayan disfrutado)





Un día después

6 03 2011

Cuando ayer, a eso de las diez de la noche llegué a la puerta de mi casa y no tenía llaves para abrirla, me dí cuenta que lo que había pasado era real y no era una pesadilla, de esas que te harían despertar sudando frío. “Algo hizo clic en el tiempo final, un flash que me regresó al tiempo y lugar de los hechos para ver el horror, pero esta vez en tercera persona”. Oí esa frase en una película y quería usarla en mi vlog, pero no esperaba que fuera para describir los sucesos traumáticos (juaz) de ayer.

Estar 6 horas sentado en la misma silla, esperando mi turno en la fila de reclutamiento en el ejército claramente no fue lo peor que me podía pasar. Después de ir a comprar el cable de datos del celular, pedirle plata prestada a Santiago y jugar Uno en el hall del Viejo (como se acostumbra los viernes) nos fuimos a tomar una pola. Una persona normal espera que, lo menos que garanticen en un bar es que las pertenencias del bebiente estén razonablemente seguras, dado que dicho bebiente perderá reflejos, capacidad de reacción y raciocinio de manera exponencial por cada Salavarrieta (pola) que consume.

La función que describe eso es más bien sencilla: f(x,y)= e^x + 3t^2, siendo f: capacidad de reacción, x: cantidad de cervezas consumidas, y: tiempo transcurrido desde que se bebió el primer sorbo.  Su gráfica forma un paraboloide de una hoja, con forma de botella.

Después del comentario estúpido de estudiante de ingeniería, y de la queja por la deficiente seguridad de los antros de la 45, continúo con mi comparecencia ante esta unidad judicial. La tarde del 4 de marzo, siendo las 5.15 pm en un establecimiento público ubicado en inmediaciones de la Universidad Nacional, tres individuos entre ellos una mujer de cabello rubio ingresaron a dicho establecimiento. Engañando a todos los bebientes del lugar se hicieron a una mesa, tomaron una maleta gris y salieron del local comercial sin que nadie sospechara. Minutos después, el afectado notó la ausencia de sus pertenencias y procedió a hacer los respectivos trámites legales.

Los tres #LadronesHijueputas me dejaron como a Calamaro, que de la rabia hasta hizo una canción y lo único que quedó en mi poder fue el VlackVerry. Se llevaron una calculadora que vale más que su celular, amig@ lector(a), todos mis documentos (con “todos” me refiero hasta al registro civil mio y de mis papás, diploma del colegio y certificados de lo que tengo y lo que no tengo) y después de salir en la moto del dueño del bar a recorrer las inmediaciones del chuzo ese, me resginaron mis amigos a punta de pola.

Después de los regaños correspondientes, parece que en mai famili me van a ayudar a conseguir todo lo que perdí, que valía aproximadamente unos 400.000 pesos, sin contar los documentos con los que no voy a poder atravesar el viento, ni hacerlo por el tiempo que vivimos los dos. Hoy puse el denuncio ante la inútil policía de Naranjo que tanto enorgullece a JuanMa y su comitiva de oportunistas. Ya no hay nada que hacer, solo contar la historia con una pola en la mano y una sonrisa, porque qué mas?

Lo/a invito amig@ lector(a) a que lea la manera en que me quité la frustración http://twitter.com/saved-search/%23LadronesHijueputas.

La próxima vez que vaya a tomar, entregue las llaves y amárrese la maleta en una pierna.





Que opinas acerca de los ladrones?

4 03 2011

Las ratas que se dedican a apropiarse de las posesiones ajenas, que otras personas han conseguido fruto del esfuerzo y de la dedicación, son una plaga que MERECE y DEBE ser exterminada de la faz de la tierra. No me cabe en la cabeza el hecho que existan personas capaces de dormir en la noche, sabiendo que se han "ganado" el pan hurtándolo de las manos del panadero.

Esos hijos de puta que, dadas las condiciones en las cuales sobreviven, no tienen una idea ínfima del valor económico y sentimental de algunas posesiones tan "insignificantes" como una maleta, son capaces de botarla a la basura después de sacar los objetos de valor, deshaciéndose de…no se…tal vez, un taller desarrollado de cálculo multivariable o un folder con apuntes de todo un mes de clases. Esas cosas tienen más valor que un celular o una calculadora cuyo precio es de 250mil pesos, pero que estos malandros seguramente venderán en 20mil.

Aquí no caben Robin Hoods ni historias de "el ladrón que roba por necesidad" porque esas historias son solo mierda, inventada por los ladrones para justificar su irracional actuar. La frasesita de tres pesos de "el vivo vive del bobo y el bobo de papa y mama" es una variación insulsa de "el ladrón que roba por necesidad" y se torna "el ladrón que roba por astucia". Esa misma astucia del hombre es responsable de la crisis ambiental, económica y política que se vive en la actualidad; sin ser simplista, todo se reduce a un hijo de puta que está robando (bienes materiales o intangibles, derechos u obligaciones) para obtener beneficio propio y, de paso, joder al resto de sus congéneres.

Si la vida fuera justa, todas esas ratas sin alma deberían morir de formas espeluznantes. Si la vida fuera justa, yo no estaría escribiendo mi opinión acerca de los ladrones. Gracias por la pregunta, Valeria🙂

Preguntas? Comentarios? Sugerencias?





por que ingenieria industrial?

20 02 2011

Fue una especie de coincidencia que en la época en que yo estaba buscando carrera, comenzara a gustarme mucho el programa "Como lo hacen" de Discovery Channel. Resulta que me interesé demasiado en todas esas cosas y me enamoré del asunto. Alguna vez lo comenté por accidente con la psicóloga de mi colegio y ella me recomendó estudiar ingeniería industrial. Fue uno de los mejores consejos que recibí en la vida

Preguntas? Comentarios? Sugerencias?